• Descuento extra del 5% con el cupón: VERANO22

  • Mantener nuestras joyas cuidadas y bien protegidas es muy importante para su correcta conservación por ello, vamos a enseñarte como limpiar joyas.

    En este post queremos explicar algunas pautas de cuidado para que vuestras joyas se mantengan como el primer día.

    En primer lugar os vamos a dar unos tips generales que nos pueden servir para conservar cualquier tipo de joya sea del material que sea.

    1º Debemos evitar aplicarnos productos de belleza o perfumes con las joyas puestas ya que este tipo de productos contienen sustancias químicas que pueden estropearlas. Por ello, lo conveniente es ponernos nuestras joyas una vez que hayamos aplicado cualquier tipo de cosmético.

    2º Siguiendo con el tema de los productos químicos, también es importante que mantengamos nuestras joyas alejadas de productos de limpieza que pueden ejercer un efecto corrosivo. Así que lo mejor es que cuando realicemos cualquier tarea de limpieza dejemos nuestras joyas guardadas.

    3º Este tip puede resultar más tedioso porque no es agradable estar quitándose y poniendo las joyas cada vez que nos bañamos pero no debemos bañarnos o ducharnos con las joyas puestas, ya que productos como la sal, el cloro o el jabón pueden dañar nuestras piezas más queridas y hacerles perder brillo y esencia.

    4º Aunque nuestras joyas pueden aportar un toque único a nuestro outfit deportivo no es conveniente usarlas cuando hacemos deporte ya que el sudor puede oxidar y dañar nuestros pequeños tesoros.

    5º Limpia tus joyas después de usarlas. Es buena idea pasarles un trapo seco antes de guardarlas ya que eliminarás residuos que podrían dañarlas con el paso del tiempo.

    6º Este tip goza de una importancia suprema: la organización y conservación de nuestras joyas.

    • Es super importante guardar nuestras joyas lejos de la humedad. Debemos guardarlas en lugares secos y que conserven una temperatura más o menos constante.
    • Recomendamos guardar nuestras joyas en un buen joyero con compartimentos bien divididos en los que podamos guardarlas separadas y ordenadas.
    • No separes las roscas de los pendientes para guardarlos, ya que se pierden con facilidad.
    • Para guardar tus colgantes, cierralos, ya que si los dejas abiertos es fácil que se enreden y se estropeen pudiendo llegar a perder la pieza.

    Un punto especial que merece mención aparte es el proceso de limpieza de los materiales y esta vez es importante que distingamos entre oro y plata, ya que son materiales con cualidades diferentes.

     

    Cómo limpiar tus joyas de oro

    El oro es un material muy resistente pero con el paso del tiempo puede ensuciarse y perder su característico brillo pero esto tiene fácil solución.

    Para limpiar nuestras joyas de oro en casa debemos sumergirlas en un recipiente con agua tibia y unas gotas de un jabón ph neutro. Cuidadosamente, introducimos las joyas sin que se toquen unas con otras y las dejamos sumergidas durante 10 minutos. Podemos limpiarlas con un trapo de algodón suave o frotar suavemente con un cepillo de dientes de cerdas suaves. Seguidamente, enjuágalas con agua tibia y sécalas.

    Cuando nos aseguremos de que estén bien secas, debemos sacarles brillo con un trapo de algodón. Ya tendremos nuestras joyas listas para lucir o guardar.

     

    Cómo limpiar tus joyas de plata

    La plata es un metal que se oscurece al contacto con el oxígeno, por ello, sobre todo, al guardar nuestras joyas podemos observar como se ennegrecen con el paso del tiempo. Para evitar que esto ocurra y devolver el lustre original de nuestras joyas de plata debemos intentar conservarlas en una bolsita hermética para que el contacto con el oxígeno sea nulo, además de conservarlas en un lugar fresco y seco.

    Si el tiempo ha pasado y nuestras joyas ya se han ennegrecido podemos limpiarlas de una manera fácil que ofrecerá resultados espectaculares.

    En primer lugar, debemos sumergir nuestras joyas en un recipiente con agua tibia y unas gotas de jabón ph neutro y dejar actuar durante al menos 10 minutos. Pasado este tiempo, debemos frotar suavemente con un paño de algodón y secarlas con un trapo.

    También podemos encontrar productos específicamente diseñados para limpiar la plata. que son sencillos de usar y dejan buenos resultados.

     

    ¡Esperamos que estos consejos os sean útiles y podáis mantener vuestra colección de joyas tan bonita como el primer día!

    WhatsApp Consúltenos por Whatsapp