• Descuento extra del 5% con el cupón: VERANO22

  • El verano es una época idónea para lucir cantidad de joyas de diversos estilos para las distintas ocasiones que se presentan: un desayuno en compañía de familia o amigos, una comida frente al mar, paseos únicos e irrepetibles o noches especiales de diversión.

    Sin embargo, al mismo tiempo, no podemos olvidar su cuidado, ya que diversos factores pueden estropearlas y hacer que pierdan brillo y lustrosidad. Por ello, debemos tener especial mimo y cuidado para que nos duren y permanezcan intactas el mayor tiempo posible.

    El sol, la sal o el cloro son solo algunos de los elementos que pueden estropear nuestras piezas favoritas, por ello desde Grupo Marina queremos darte unas indicaciones para que cuides tus joyas este verano.

     

    1. No mojes tus joyas

     

    El primero y más importante de los consejos que vamos a darte es que intentes evitar bañarte con tus joyas. La sal y el cloro son sustancias que deterioran los diferentes materiales de los que están hechas ( plata, oro, recubrimientos..) por lo que es mejor que antes de darte un baño las guardes a buen recaudo a fin de que se mantengan como el primer día.

     

    2. No duermas con ellas.

     

    Este consejo es aplicable para todo el año, y aunque es difícil de seguir debido a la comodidad que supone dejar nuestras joyas puestas por la noche, te insistimos en que sigas el hábito de despojarte de ellas antes de dormir, pues durante la noche, pueden aplastarse y deteriorarse debido al roce, sobre todo si se trata de pendientes o colgantes.

     

    3. Cuídalas de las cremas y el protector solar

     

    Algunos ingredientes que contienen las cremas hidratantes o los protectores solares pueden oscurecer nuestras joyas de plata y hacer que pierdan brillo, por lo tanto, te recomendamos que te quites tus joyas antes de aplicarte alguno de estos productos y esperes a que se absorban antes de ponértelas de nuevo.

     

    4. Límpialas regularmente

     

    Otro tip muy importante es que limpies tus joyas con regularidad.

    Solo necesitarás un paño suave de algodón, un poco de agua tibia y jabón neutro. Limpialas con la mezcla suavemente y sécalas con cuidado. Quedarán como nuevas y mantendrán un aspecto brillante y limpio.

    Evita utilizar productos químicos que puedan estropearlas o dañar su aspecto. Ocasionalmente, usar un limpiador especial para plata puede ser recomendable.

     

    5. Guárdalas correctamente

     

    Te recomendamos que guardes tus joyas en lugares secos, alejados de cualquier ambiente húmedo.

    También debes evitar que les de la luz directamente y si puedes almacenarlas de forma ordenada y unas separadas de otras, mejor que mejor.

     

    6. Cuídalas del sol

     

    El sol no sólo daña nuestra piel, también daña nuestras joyas. La exposición prolongada a la luz puede dañarlas y hacer que se deformen y pierdan vistosidad. Por ello, evita ponerte tus joyas si piensas exponerte al sol durante un tiempo prolongado.

     

    Estos tips son generales y pueden servirte para conservar cualquier tipo de joya. Sin embargo, existen diferentes tipos de materiales y por ello vamos a darte unos consejos para que cuides de tus piezas favoritas según su tipo de material.

     

    Oro

    El oro es un material muy resistente que aguanta muy bien las agresiones externas.

    Sin embargo, te recomendamos que evites someterlo a altas temperaturas y que lo limpies regularmente, como explicamos más arriba.

     

    Plata

    La plata es un material muy sensible al sudor y al agua. Ya que se trata de un material más blando, es fácil que se oscurezca y pierda lustre, por ello te recomendamos encarecidamente seguir los tips generales que te hemos indicado y, al finalizar el verano, limpiar tus joyas de plata con un limpiador específico para este tipo de material. Te aseguramos que quedarán como nuevas.

     

    Oro Blanco

    El oro blanco es un material delicado, por ello es sumamente importante cuidarlo minuciosamente.

    Limpiarlo regularmente, no someterlo a temperaturas altas y no mojarlo son los consejos básicos e imprescindibles para su cuidado.

     

    Perlas

    Su contenido en agua, provoca que estas piedras puedan evaporarse si se ven sometidas a temperaturas altas por lo que recomendamos humedecerlas ligeramente de manera regular para que conserven su hidratación, así como no utilizar jabón para su limpieza.

     

    Diamantes

    Los diamantes son quizá el material más duro y resistente de todos, por lo que no sufren tanto como los materiales anteriormente mencionados ante los factores externos. Eso sí, debemos tener cuidado de que no reciban impactos fuertes, ya que aunque destacan por ser unas piedras ultra duras, pueden romperse ante un gran golpe.

     

    Esperamos que estos tips os sirvan para mantener perfectas vuestras joyas durante este verano.

    Si necesitáis cualquier consejo o más información sobre cuidar de vuestras joyas en Grupo Marina estaremos encantados de ayudarte.

    WhatsApp Consúltenos por Whatsapp